ESP - ENG
MENU
El libro elegido del mes: La cocina del Vino. Fernada Orellano (2017) | 15.08.2017 a las 4:39am

¿Por qué los vinos huelen a durazno, frambuesas, violetas, tomillo, pasto, pomelo…?

“El sentido del olfato es el sentido con más memoria, por eso, es el que está más unido a las emociones. Un aroma nos transporta inmediatamente a una experiencia o emoción del pasado. Ahora, para que una sustancia disuelta en el vino se perciba en nariz, debe ser volátil (así como otras sustancias deben ser solubles para ser percibidas por el gusto). Los aromas originados en sustancias volátiles se describen apelando a elementos de la naturaleza. Por eso decimos que percibimos un aroma a cerezas, tomillo, pimiento, etc., cuando probamos un vino. Esto, de ninguna manera significa que el vino se aromatice artificialmente. Se trata de una simplificación que se emplea para hacer entendibles y universales a los descriptores organolépticos del vino.”

Fuente: La cocina del vino (Orellano, 2017), ver más.